Esterilizar los chupetes.

Esterilizar los chupetes.

¿CÓMO SE ESTERILIZAN lOS CHUPETES?

- En realidad, los chupetes se pueden lavar tanto en frío como en caliente, aunque muchos son los papás y las mamás que dudan sobre si se puede de verdad lavar un chupete en agua fría y sí, se puede por la acción de algunas sustancias químicas antibacterianas (inocuas) que se disuelven en el agua. Pero si aun así se prefiere esterilizar los chupetes en agua caliente se puede optar bien por limpiarlos en agua hervida o simplemente con un poco de agua y jabón. 

  • Agua hervida. Hervir agua, sacarla del fuego y meter el chupete. Esperar 2 minutos antes de retirar el chupete, aplastar la tetina para sacar el agua que se haya podido quedar dentro y dejarlo enfriar sin tocar.
  • Agua y jabón. Para limpiar el chupete del bebé hay que lavarlo muy bien con agua y jabón al igual que haremos con biberones, tetinas y tapas. Sin olvidarnos, por supuesto, del aclarado, el secado y el enfriado.

¿Y en el lavavajillas? Pues bien, los expertos lo desaconsejan en primer lugar porque la temperatura en el lavavajillas no es lo suficientemente alta y el detergente demasiado agresivo. Tampoco se debe limpiar el chupete chupándolo con la propia saliva del padre o la madre ya que se le pueden transmitir al bebé las bacterias que provocan la caries. A partir del octavo mes, basta con limpiar el chupete con detergente lavavajillas y luego aclararlo bien. Asegúrate de que no queden restos de jabón ni detergente en los pliegues.

Para los biberones al ser más grandes existe y se comercializa el esterilizador de biberones, y algunos de estos sirven para esterilizar también los chupetes ya que los materiales son muy similares en su composición a las tetinas de los biberones.

¿CÓMO SE ESTERILIZAN LOS CHUPETES?

En realidad, los chupetes se pueden lavar tanto en frío como en caliente, aunque muchos son los papás y las mamás que dudan sobre si se puede de verdad lavar un chupete en agua fría y sí, se puede por la acción de algunas sustancias químicas antibacterianas (inocuas) que se disuelven en el agua. Pero si aun así se prefiere esterilizar los chupetes en agua caliente se puede optar bien por limpiarlos en agua hervida o simplemente con un poco de agua y jabón. 

  • Agua hervida. Hervir agua, sacarla del fuego y meter el chupete. Esperar 2 minutos antes de retirar el chupete, aplastar la tetina para sacar el agua que se haya podido quedar dentro y dejarlo enfriar sin tocar.
  • Agua y jabón. Para limpiar el chupete del bebé hay que lavarlo muy bien con agua y jabón al igual que haremos con biberones, tetinas y tapas. Sin olvidarnos, por supuesto, del aclarado, el secado y el enfriado.

¿Y en el lavavajillas? Pues bien, los expertos lo desaconsejan en primer lugar porque la temperatura en el lavavajillas no es lo suficientemente alta y el detergente demasiado agresivo. Tampoco se debe limpiar el chupete chupándolo con la propia saliva del padre o la madre ya que se le pueden transmitir al bebé las bacterias que provocan la caries. A partir del octavo mes, basta con limpiar el chupete con detergente lavavajillas y luego aclararlo bien. Asegúrate de que no queden restos de jabón ni detergente en los pliegues.

 

Para los biberones al ser más grandes existe y se comercializa el esterilizador de biberones, y algunos de estos sirven para esterilizar también los chupetes ya que los materiales son muy similares en su composición a las tetinas de los biberones.

Leave a Reply